Biografía

Conciencia Urbana surge como un movimiento urbano de conciencia formado por los artistas Adán Latino y Pedro Aldimayo con el objetivo de fabricar sonrisas y contribuir en aquello de “hacer un mundo mejor” a través de la música como principal medio.
La frase “Fabricando Sonrisas” dicha en su primer concierto juntos de forma espontánea, se convierte en su lema y su razón de ser, y de esa forma deciden dar forma a este dúo bautizándolo como “Conciencia Urbana”, cuyo sentido está en el carácter de ambos componentes y esencia de pensamiento solidario.
Tan solo dos semanas después de formado el dúo, la magia sigue surgiendo, pues, es en uno de los vagones del metro donde un viajero, espontáneamente graba una de las actuaciones del dúo y la cuelga en YouTube. Este vídeo se hace viral y en menos de nada supera las 2.000.000 de visitas.
Con el éxito de este video, medios de comunicación se hacen eco de este fenómeno viral y el dúo empieza a hacer apariciones en diversos programas y medios de comunicación, además de aparecer en medios escritos tanto online como impresos.
Cabe destacar su aparición en “El Hormiguero”, “Zapeando”, ser contraportada de El País, entre otros…
Pero además de su chispa musical y su puesta en escena divertida, su carácter positivo y su anhelo de aportar algo bueno a los viajeros, fabricándoles una sonrisa más allá de cualquier otro interés, hacen que reciban el Premio Pie Derecho 2013 por su labor altruista y su aporte a construir un mundo mejor.
A partir de aquí, Conciencia Urbana sigue una carrera en ascenso que los lleva a ser protagonistas de publicidades de importantes marcas y consolidarse como un reclamo para eventos que buscan algo innovador y divertido.
El dúo compagina su trabajo en eventos y espectáculos con su carrera musical, y sus labores altruistas. En el aspecto musical, el dúo se encuentra grabando su trabajo discográfico del que ya se pueden encontrar temas como “Fabricando Sonrisas” o “Es un día perfecto” en las principales redes.
En el aspecto solidario, el dúo no desaprovecha la oportunidad de participar en todas aquellas acciones solidarias que se presenten, habiéndolo hecho ya para Aldeas Infantiles, Fundación ONCE, por citar algunos.
.

ADAN LATINO

Adán José Ojeda García, más conocido como Adán Latino, comenzó su andadura en las Islas Canarias, en Maspalomas, su ciudad natal. Con 12 años empezó a escribir sus letras, creciendo y desarrollándose de forma autodidacta. Su creciente capacidad de improvisación se hace eco en productores canarios de alcance nacional que realizan diversas propuestas al artista, pero ninguna llega a concretarse por propio desacuerdo del artista, cuyo principal objetivo en ese momento era ir más allá de la comercialidad y llegar al público de modo más directo y con un carácter social más que comercial.
Junto a otros compañeros de profesión canarios, decide ir a Madrid en el año 2.006 en busca de la realización de un proyecto discográfico que se ajuste a sus ideales musicales y personales, pero el proyecto no termina de solidificarse, en parte por las inquietudes del artista que sigue buscando algo más. Adán, ya instalado en Madrid, decide dejar aflorar su rima improvisada más allá de sueños de triunfo y comienza a tocar en los vagones del metro de Madrid.
Esta nueva etapa de su vida le aporta un enriquecimiento personal y profesional que lo motiva a preparar el que iba a ser su primer trabajo discográfico, “Arte Urbano”, una forma de poder llevar su arte al público y un modo de poder vivir para seguir dedicándose a lo que, además de ser su profesión, es su pasión, la música.
Diversos medios de comunicación como el País se hacen eco del talento de Adán Latino y su capacidad de improvisar sus rimas de un modo asombroso. Medios de prensa nacionales hablan de él y recalcan el talento de este canario capaz de captar la atención del más reticente de los espectadores.
Como artista urbano, consigue además hacerse de un público en Madrid que lo sigue de un modo incondicional. Mientras prepara su trabajo discográfico, el destino hace que se encuentre con otro canario en los vagones del metro, cuya ideología de la música y del arte coincidían plenamente con él.
Nace de esa fusión el concepto de “Fabricando Sonrisas”, y con ello el dúo “Conciencia Urbana”. Aparca así su proyecto discográfico y decide hacer junto a Pedro Aldimayo lo que siempre había tenido la inquietud de hacer, construir un mundo mejor a través de la música.

PEDRO ALDIMAYO

Pedro Aldimayo, cantante, músico y compositor, procede de Isla de El Hierro. Aprende a tocar la guitarra de la mano de Jorge Barroso y Ulrich Vorberg, el cual le instruye en el método del «Bole neck»; así, con tan solo 14 años, forma su primer grupo musical junto al que fuera uno de sus maestros.
Es con el alemán Ulrich Vorberg con quien crea los «Cab Blues», mejor conocidos en el ámbito de la música de ese entonces como «Los Cabezones Blues», grupo que forma parte de los anales de la música de El Hierro por ser el primer grupo de blues en la historia de la isla. Recibe clases de canto de la prestigiosa catedrática Yanice Williams, del profesor francés Robert Jeantal y la cubana Argelia Fragoso; y de composición y arreglos musicales de Claudio Corsi y Armando Mosquera. Con el apoyo de los productores y también antiguos maestros Claudio Corsi y Armando Mosquera; graba su primer demo «Psicología”.
En el año 1.995, decide formar junto a antiguos compañeros, el grupo musical Malpaso, grupo que tiene una gran repercusión en el panorama musical del Archipiélago Canario y con el que graba su primer trabajo discográfico. Con este grupo y una recomendación de Sony Music España, consigue viajar a Miami para grabar bajo la supervisión de Sony Music Latin su segundo trabajo discográfico en los estudios Ocean Vu y el ingeniero de sonido Víctor Di Persia, equipo responsable de la grabación de artistas como Chayanne, Shakira, entre otros, y la dirección musical del productor italiano Claudio Corsi. Este trabajo es editado en España a nivel nacional en 1.998.
Tras la disolución del grupo Malpaso, Pedro lanza su carrera discográfica en solitario bajo su nombre artístico, Pedro Aldimayo, y graba con la dirección del prestigioso productor musical Ykay Ledesma su trabajo «Sueños».
Con el single «Blanco y negro» logra posicionarse entre los primeros cinco puestos de Cadena Dial a nivel nacional. Con la edición de este trabajo, se traslada a Madrid en donde vive durante dos años metido de lleno en su carrera. Pedro se retira provisionalmente del panorama musical volviendo a su isla, El Hierro, aunque no por ello abandona su carrera, y nuevamente graba su nuevo trabajo discográfico «Amarte me basta“, un nuevo proyecto mucho más ambicioso, pues cuenta con músicos de élite y reconocimiento como son el percusionista Robert Vilera, ganador de un Grammy Latino.
Pero el destino le reserva algo muy especial, y es en su vuelta a Madrid y su necesidad de llegar al público de una forma más directa lo que lo lleva a conocer a Adán Latino en los vagones del metro de Madrid, junto al que formaría el grupo Conciencia Urbana.